La vida del hombre es ver a Dios

(San Ireneo)

“Se dejará contemplar…

No me retiraré

hasta habérmelo aprendido del todo”

(P. Orbe)